11 febrero 2021 4 MIN de lectura

Quo vadis, Parlament?: tiempos de incertidumbre

A pocos días de la celebración de las elecciones catalanas, la incertidumbre más absoluta es el concepto que define mejor el posible resultado del domingo 14 de febrero.

Con todas las encuestas en la mano, incluidas las publicadas el lunes, parece que alguna conclusión se puede sacar, más allá de las dificultades de prever escenarios claros. Las encuestas siempre intentan hacer una fotografía de la sociedad y de su comportamiento en un momento determinado. Hoy esta fotografía es absolutamente oscura y borrosa y no hay manera de hacerla más nítida ni de poner luz.

A la desafección por la política, mal endémico, se añade en este caso las consecuencias de la pandemia tanto a nivel del miedo que se ha instalado en una parte importante de la población a la hora de ir a votar o ser miembros de una mesa electoral, así como por la crítica que se ejerce a las diferentes instituciones, y responsables políticos, que lo han tenido que gestionar. No hay duda de que en estas elecciones el factor COVID pesará en el resultado final.

Por otra parte, salimos de una legislatura difícil, que en el fondo es también el resultado de un ciclo político extraordinariamente complicado en Cataluña. Y eso dificulta aún más cualquier previsión que se pueda hacer, en relación a posibles resultados, y sobre todo si miramos más allá e intentamos proyectar posibles pactos postelectorales encaminados a la constitución del nuevo gobierno.

Conclusiones a destacar

Destacaría sin embargo estas conclusiones a menos de una semana para conocer el resultado electoral:

+El primer puesto se lo disputan claramente PSC, ERC y Junts. Muchas de las encuestas que hemos visto hasta ahora llevan a un triple empate técnico, donde el número de escaños y de votos conseguidos será clave para definir el ganador.

+La abstención puede ser de las más importantes en el histórico de elecciones al Parlamento de Cataluña.

+A estas alturas el número de indecisos es todavía muy importante. Es una de las claves para resolver la incógnita de quién puede ganar el 14F.

+Parece que nadie discute ya la entrada con una cierta fuerza (incluso con grupo parlamentario) de VOX, la caída de Ciudadanos y una pugna entre el PP y la CUP, para arañar algunos escaños que les permitan posicionarse mejor de lo que están en estos momentos (categoría de subgrupo parlamentario).

+Aunque las encuestas son contradictorias, parece que el PDCAT tendría opciones de entrar en el Parlamento, lo que representaría hasta 9 grupos diferentes en la cámara.

+La incertidumbre preelectoral seguirá existiendo para conocer los resultados (la pandemia no ayudará en nada a un desarrollo normal de la jornada), y la incertidumbre también seguirá con posterioridad para conocer las posibles coaliciones de gobierno.

 

Ernest Benach, expresidente del Parlamento de Cataluña, profesor de comunicación política (UdL y UOC) y senior advisor en Vinces.

Newsletter

No te pierdas nada

Accedo a que Vinces contacte conmigo a través de email