31 mayo 2022 6 MIN de lectura

Qué es la Ley Europea de Chips

La Ley Europea de Chips es el nuevo paquete legislativo con el que la Comisión Europea pretende asegurar su soberanía tecnológica y atajar la situación de escasez de chips y semiconductores que el mercado internacional lleva experimentando desde hace varios años. Una situación que se ha visto agudizada tras la pandemia.

¿Cuáles son los objetivos de la Ley Europea de Chips?

  • Prevenir, preparar, prever y afrontar con rapidez cualquier perturbación futura de las cadenas de suministro.
  • Permitir que la UE dé cumplimiento al objetivo de duplicar su actual cuota de mercado en esta materia (del 9 actual al 20%) en 2030, recogido en el plan “Década Digital 2030”.
  • Lograr que la UE se convierta en líder mundial en materia de diseño, fabricación y embalaje de chips avanzados. Sobre este aspecto, es importante señalar que la UE ya es un líder en este campo, pero quiere extender su liderazgo a ámbitos como el de la producción en suelo europeo.
  • Asegurar la soberanía digital de la Unión.

¿Qué compone este paquete legislativo?

  • Una propuesta de Reglamento por el que se establece un marco de medidas para reforzar el ecosistema europeo de semiconductores.
  • Una Comunicación que expone la estrategia europea y la justificación del paquete.
  • Una Recomendación de la Comisión que establece un conjunto de herramientas que pueden utilizar los Estados de la UE para supervisar la cadena de suministro de semiconductores y anticiparse a las posibles perturbaciones que pueda experimentar el ecosistema antes de la entrada en vigor del Reglamento.

¿Qué tipo de medidas incluye la Ley Europea de Chips?

Medidas a corto plazo: el conjunto de herramientas establecido permite la coordinación entre Estados Miembros y la Comisión Europea, impulsando un espacio para el debate en el que se puedan tomar decisiones y medidas que ofrezcan soluciones a la crisis de suministro actual. Además, servirá para recopilar información clave que permita cartografiar las principales deficiencias y cuellos de botella del ecosistema de semiconductores y reaccionar de forma rápida.

Medidas a medio plazo: están encaminadas a reforzar las actividades de fabricación en la Unión, a apoyar la expansión y la innovación de toda la cadena de valor y a garantizar la seguridad del suministro, atrayendo inversiones que construyan instalaciones de producción avanzada y naves industriales de alta tecnología. Con ello, se pretende que los fabricantes puedan comercializar productos complejos de forma rápida.

En este sentido, la Comisión plantea que las ayudas de Estado puedan ir encaminadas a apoyar estos objetivos, debido al impacto positivo para la economía y al elevado coste inicial de su implementación, que dificultaría que pudiesen ser puestas en marcha exclusivamente con capital privado.

Medidas a largo plazo: al igual que con la estrategia “De la granja a la mesa”, la Comisión Europea quiere establecer un modelo de transferencia de conocimientos “Del laboratorio a la fábrica”, para que los avances en la investigación e innovación de la UE se traduzcan en productos viables para el mercado.

¿Cómo se financia?

La UE quiere movilizar 43 000 millones de euros en inversión pública y privada:

  • 11 000 millones hasta 2030 procederán de la aportación europea al partenariado público-privado “Chips para Europa”.
  • 2000 millones procederán de la aportación de la UE a un nuevo “Fondo de Chips” que apoyará al capital de empresas emergentes, para madurar sus innovaciones y atraer inversores.
  • Estas inversiones se complementarán con las medidas actuales de investigación e innovación en semiconductores financiadas por la UE a través de los programas:
    • Europa Digital que se dedica a apoyar el desarrollo de capacidades tecnológicas en ámbitos digitales clave, como la informática de alto rendimiento, la inteligencia artificial y la ciberseguridad.
    • Horizonte Europa, que apoya la investigación intensiva precompetitiva, el desarrollo tecnológico y la innovación en el ámbito de los materiales y de los semiconductores.

Próximos pasos

A la espera de que esta propuesta de Ley de la Comisión Europea reciba luz verde por parte del Parlamento Europeo y el Consejo y que esta sea de aplicación en todo el territorio comunitario, la Comisión Europea invita a los Estados Miembros a establecer las medidas correctoras que estimen oportunas para para atajar la escasez de chips y semiconductores. Como parte de estas medidas el Consejo de Ministros del Gobierno de España ha aprobado el PERTE Chip.

 

David Dopazo

Departamento de Comunicación de Vinces Consulting

Newsletter

No te pierdas nada

Accedo a que Vinces contacte conmigo a través de email